Pablo Micheli

Para recibir nuestras novedades suscribite AQUí

Contactate

Notas de Prensa

Pablo Micheli señaló que el bono de fin de año ''es la zanahoria frente al burro'' e insistió con un paro de todas las centrales

El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, sostuvo hoy que el bono extraordinario para los trabajadores que discuten el Gobierno y la CGT “es la zanahoria frente al burro” e insistió en convocar “a las demás centrales sindicales” para concretar “un paro general en todo el país” si no hay respuestas del Ejecutivo a las demandas sindicales.

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

03/10/2016 |

 “La verdad que lo del bono del fin de año frente al reclamo de reapertura de paritarias no es ninguna solución para los trabajadores porque será plata en negro, no remunerativa y por única vez”, remarcó.

En esa línea, el líder de la CTA-A apuntó al ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Pray Gay, quien dijo hoy que “no se acordó absolutamente nada” en la reunión que el Gobierno mantuvo la semana pasada con la cúpula de la CGT, sino que “se tomó nota de los reclamos” y se abrió un período de 10 días para evaluar una propuesta y “ponerla a consideración de los empresarios”. “Lo van a evaluar y nada más”, consideró Micheli y fundamentó la necesidad de un “paro general urgente porque este Gobierno nos sigue tomando el pelo. No nos dan lo que pedimos, nos quieren conformar con migajas y todavía nosotros le seguimos dando tregua”, agregó.

En este marco, Micheli afirmó que la relación entre los gremios y el Gobierno “hoy no es la correcta”. “Este dialogo de convocar a la CGT por un lado, a la CTA por el otro, y a los empresarios por el otro, siempre dije que no es el diálogo que me parece correcto. No pueden ser estos diálogos cerrados. Tienen que ser institucional, vinculante”, enfatizó, al mismo tiempo que agregó: “Espero que (Mauricio) Macri no haga lo mismo que (la ex presidenta) Cristina (Fernández), convocando nada más a lo que son más afines. La CGT no me representa ni a mí, ni a los afiliados de la CTA-A”. En este sentido, destacó que en Argentina “hay tres centrales y el gobierno tiene que respetar eso. No puede querer sentarse solamente con quien creen que tienen más posibilidades de acuerdo”. “Durante doce años” los gremios de la CTA-A fueron “desconocidos por el gobierno kirchnerista. Si este gobierno sigue ese mismo tren, sufrirá el costo político de discriminar organizaciones que pensamos distinto”, manifestó.

“Es por eso que desde esta CTA Autónoma llamamos a los compañeros de la otra CTA y de la CGT a convocar con urgencia a un paro general en la unidad de acción para parar este ajuste y que se cumpla con el aumento de emergencia para los jubilados, la excepción del pago de ganancias en el medio aguinaldo, un compromiso para prohibir los despidos en todo el país y la reapertura inmediata de las paritarias. Si el presidente está dispuesto a dar esto es porque es creíble su combate a la pobreza, caso contrario hoy más que nunca queremos un paro nacional con movilización en todo el país”, concluyó Micheli.